Mitos y Realidades acerca del proceso de Formación de los futuros Sacerdotes

 

rector.jpg - 27.79 kB

Pbro. Jaime Rojas CJM.

Rector Seminario Binacional Nuesta Señora de la Paz

Con frecuencia las personas se plantean interrogantes acerca del proceso de formación que deben seguir los que responden al llamado de Dios para servir a su pueblo como sacerdotes: ¿Quién determina lo que se debe hacer para “hacerse padre”?, ¿Cuánto tiempo se requiere para eso?, ¿Existe un manual de instrucciones sobre el proceso a seguir?

Comencemos aclarando que la Congregación para el Clero es la encargada de velar por la formación de los futuros sacerdotes en el mundo entero y la responsable de emitir las orientaciones generales que deben seguirse para tal fin.

Dicha Congregación dedicó tres años para revisar y actualizar las orientaciones, teniendo en cuenta las aportaciones hechas al tema de la formación de los futuros sacerdotes durante los últimos treinta y dos años, tanto de parte de la Iglesia Universal, como de las Conferencias Episcopales y de las Iglesias particulares. El 8 de diciembre del año pasado promulgó la nueva Ratio Fundamentalis Institutionis Sacerdotalis (RFIS), intitulada “El don de la vocación presbiteral”.

En ella se establecen las etapas a seguir en este proceso formativo que es “la continuación de un único camino discipular, que comienza en el bautismo, se perfecciona con los sacramentos de la Eucaristía y Confirmación […] y continúa durante toda la vida” (RFIS, Introducción).

1ª. Etapa “Propedéutica”: es una preparación de carácter introductorio, con el objetivo de discernir la conveniencia de continuar la formación sacerdotal o emprender un camino de vida diverso.

2ª. Etapa “Discipular” (estudios filosóficos): busca arraigar al seminarista en el seguimiento de Cristo, escuchando su Palabra, conservándola en el corazón y poniéndola en práctica.

3ª. Etapa “Configuradora” (estudios teológicos): se concentra en el proceso de configuración del seminarista con Cristo, Pastor y Siervo, para que, unido a Él, pueda hacer de la propia vida un don de sí para los demás.

4ª. Etapa “Pastoral” (síntesis vocacional): tiene como finalidad la inserción en la vida pastoral y el acompañamiento específico con vistas a la ordenación diaconal y presbiteral.

Este proceso dura alrededor de nueve años y tiene su continuidad en la Formación permanente.

seminario.jpg - 97.54 kB

 

¡ESTE ES EL MEJOR MOMENTO PARA SER SACERDOTE, ANÍMATE!

Formación de laicos

Escuchando al Papa

Un encuentro con la Palabra (2)

Conociendo Nuestra Diócesis

Lectio Divina

Descargas

Localización

Calendario de Eventos

Noviembre 2018
L M X J V S D
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

Galería de Imágenes

Galería de Videos